Servicios

📍 En el domicilio o donde se desarrolle la actividad.

Las actividades de la vida diaria, también conocidas como áreas de ocupación, son todas aquellas tareas y rutinas típicas que una persona realiza diariamente y que le permiten vivir de forma autónoma e integrada en la sociedad. Si entendemos que la realización de ADVs integran a las personas en la sociedad, comprenderemos que éstas se vuelven necesarias para la identidad de las personas. Las principales actividades de la vida diaria que se trabajan en el entorno del niño, son aquellas relacionadas con la autonomía personal, adaptando esta intervención a la edad y habilidades del menor. Donde solemos encontrar más problemas en este tipo de actividades son en el aseo personal, vestido y alimentación.

Objetivos generales  de la intervención:

  • Fomentar la independencia funcional del menor
  • Analizar y graduar las actividades a las habilidades del menor
  • Adaptar el entorno familiar a través de productos de apoyo
  • Dotar de herramientas tanto a la familia como al menor para el aprendizaje de nuevas tareas
  • Incluir al menor en tareas cotidianas de la vida familiar
  • Entrenar habilidades motoras, cognitivas y sensoriales
  • Utilizar estrategias sensoriales para la modulación y regulación conductual
  • Generalizar el aprendizaje de nuevas estrategias a otro entornos
  • Analizar y entrenar el proceso de alimentación

📍 En el domicilio o centro educativo.

Habitualmente en el centro escolar encontramos problemas de aprendizaje que de entrada no se relacionan con ningún diagnóstico y que parecen no tener explicación aparente. Sin embargo, en muchos de estos casos hay una explicación más compleja detrás:

Cuando un niño expresa inquietud en el aula o falta de concentración, solemos encontrar diversos problemas de integración sensorial detrás, lo que provoca que su cerebro no sea capaz de integrar todos los estímulos que recibe a la vez (oído, vista, vestibular, propioceptivo….) y esto hace que no consiga centrarse en ninguno de ellos, no pudiendo literalmente seguir la clase o la tarea.

Otros problemas se ven comúnmente reflejados en las clases de matemáticas, ya que consisten en tener problemas para ordenar tanto la percepción de nuestro entorno como nuestras ideas y pensamientos, algo que incide de forma directa en la resolución de cálculos y problemas. Suelen ir de la mano con que sean niños “torpes” o con poca coordinación.

Todo esto puede repercutir en la propia autoestima del niño y en su socialización, ya que al no verse capacitado para ciertas actividades, puede tender a aislarse de sus semejantes.

Los problemas de escritura, son bastante habituales en algunos niños, los problemas que podemos encontrar en este campo son:

  • Fuerza en el trazo, débil o demasiado fuerte
  • Tamaño irregular en las letras
  • Dificultad en aprender o reproducir letras
  • Mala postura para la escritura

Objetivos generales del tratamiento:

  • Encontrar estrategias sensoriales específicas durante el tiempo escolar
  • Mejorar el rendimiento académico del niño
  • Coordinar el trabajo de profesionales para la mejoría del menor

📍 Online, en domicilio o en centro educativo.

Es muy común que al comenzar a trabajar con menores se aprecien cambios y evoluciones cuando está con la terapeuta; avances que no se dan cuando estamos en otros entornos de confianza, como es la casa familiar o el colegio. Esto sucede porque uno de los principales problemas es la generalización de las habilidades. Las personas no somos de una forma plana, somos según a quién tenemos delante y según actúan con nosotros, actuamos según si nos sentimos comprendidos, atacados, queridos o si entendemos que realizando ciertos actos conseguiremos más o menos. Y estas percepciones pueden ser más o menos acertadas. Por ello, si la terapeuta consigue resultados es de vital importancia que enseñe al entorno del niño qué métodos de acercamiento y qué habilidades ha puesto en práctica para llegar a estas conductas positivas. Es pues indispensable que se trabaje con la familia (papás, mamás, hermanos y hermanas, cuidadores…) para dotarla de habilidades que mantengan y amplíen estos avances. Por ello si la terapia lo requiere se trabaja en el domicilio familiar, para facilitar la adquisición de rutinas y pautas comunicativas que empodere tanto al menor como a su familia, incrementando la sensación de comprensión mutua. Ver más información sobre niños con autismo.

 

Objetivos generales:

  • Potenciar la mejora psicológica y física (ya que pueden existir de inicio agresiones y autolesiones) del menor y la familia
  • Potenciar la comprensión del problema y ofrecer soluciones efectivas
  • Dotar de habilidades para ayudar al menor y empoderar a los cuidadores
  • Potenciar la comunicación
  • Potenciar el desarrollo cognitivo del menor
  • Dotar de canales para una comunicación eficaz y asertiva
  • Establecer estrategias comunes para evitar “brechas de aprendizaje”
  • Facilitar la inclusión social del menor
  • Potenciar la estabilidad emocional en la dinámica familiar
  • Facilitar el autoconocimiento del menor (qué le gusta, qué no y cómo expresarlo correctamente)
  • Aumentar los niveles de tolerancia a la frustración
  • Incentivar la resolución de conflictos de forma autónoma
  • Potenciar la creatividad y la flexibilidad cognitiva
  • Potenciar funciones ejecutivas
  • Potenciar el desarrollo psicomotor
  • Potenciar la motivación intrínseca de aprendizaje
  • Ofrecer pautas para potenciar la autorregulación del menor
  • Ofrecer un apoyo profesional experto para posibles incidencias

📍 Online y presencial

Se trata de sesiones premeditadas y estructuradas con objetivos muy concretos, destinadas a menores que presentan problemas de socialización, ya sea por déficits cognitivos iniciales, por “vergüenza” o por falta de autoestima.

Son sesiones dirigidas a fomentar el empoderamiento de los peques para conseguir que se relacionen con iguales sin que nada se lo impida en el momento en el que lo quieran, así como relacionarse con adultos de forma oportuna en las situaciones requeridas. Se trabajan juegos cooperativos, habilidades asertivas, tolerancia a la frustración, aprender a perder y a ganar, técnicas de acercamiento o de inicio de conversación, normas sociales y de cortesía, a decir “no”, etc. En algunos casos es necesario adaptar los talleres a métodos aumentativos de comunicación, usando apoyos visuales, por lo que sí sería recomendable que los menores asistieran con un cuaderno para pegar los materiales entregados.

Los grupos son creados con menores con edades similares y pensados especialmente para crear vínculos entre ellos, por lo que suelen acabar convirtiéndose en sí en una fuente para hacer amigos y amigas. Ellos suelen venir con una actitud muy positiva y colaboradora gracias a la dinámica que se crea y los avances son notables, llegando a no necesitar estas sesiones porque sus habilidades sean exitosas.

Objetivos generales:

  • Potenciar las habilidades de relación de los menores
  • Ofrecer un lugar de relación con iguales seguro
  • Ofrecer pautas para la autonomía en la relación con iguales
  • Facilitar la comprensión de las relaciones sociales según el contexto y la cercanía (amigos, familia, colegio…)
  • Aumentar los niveles de tolarancia a la frustración
  • Potenciar una comunicación asertiva
  • Dotar de canales para una comunicación efectiva
  • Potenciar el juego con iguales y las ganas de relación
  • Dotar de habilidades para la prevención del bullying
  • Dotar de habilidades de resolución de conflictos

📍 Modalidad online y presencial

Sesiones presenciales y online estructuradas para dotar de habilidades en temas más específicos como pudiera ser trabajar la gestión de la agresividad, problemas de alimentación, comunicación asertiva, inclusión de otros familiares en la comprensión del problema… etc. A parte de los talleres previamente pensados, pueden ir surgiendo nuevos según las necesidades de nuestros usuarios y por supuesto están dirigidos a toda persona que necesite dotarse de esas habilidades concretas, ya sean profesionales o cuidadores.

Los objetivos generales serían:

  • Fomentar el conocimiento veraz acerca de problemas infantiles desvelando sin mitos
  • Dotar de habilidades para la gestión del problema específico
  • Empoderar al profesional o cuidador para hacer uso de sus conocimientos aprendidos
  • Actualizar la información pertinente basándonos en las intervenciones basadas en la evidencia
  • Resolver las dudas relacionadas con el día a día en el tema específico
  • Ofrecer un apoyo profesional especializado

📍 Online y presencial

Desgraciadamente, los problemas infantiles en ocasiones van acompañados de papás o mamás agotados, algo que con cierta frecuencia puede acabar traduciéndose en separaciones o divorcios. Sabemos que de por sí es difícil y si a ello se le suma tener que explicar la situación a un menor, es aún más complicado. Por ello, damos la posibilidad de que nuestra psicóloga familiar experta en mediación y resolución de conflictos puede facilite los siguientes objetivos a la familia:

  • Facilitar la explicación al menor
  • Minimizar las posibles repercusiones emocionales futuras
  • Dotar de herramientas para la gestión emocional
  • Evitar la posible dependencia emocional
  • Empoderar al menor para que facilite a sus progenitores continuar con su nueva vida
  • Dotar a los progenitores de habilidades para demostrar afecto sin producir triangulaciones o depender emocionalmente del menor
  • Prevenir la alienación parental

Básicamente intentamos que la separación se produzca de la manera menos dolorosa posible para todos y que a la vez esto facilite el seguir con la vida sin que el menor se sienta sobreprotegido o desprotegido.

Recomendamos este servicio encarecidamente incluso en menores con TEA profundo en el que pensamos que el niño no le da importancia. Es una situación digna de ser abordada por todos los cambios que conlleva.

También se recomienda si se ha producido una separación hace tiempo y el menor comienza a mostrar conductas disruptivas, problemas de alimentación, descenso en calificaciones o cualquier problema que nos lleve a pensar que hay un malestar por la separación, aunque el niño no tenga ningún diagnóstico.

Intervención en actividades de la vida diaria

📍 En el domicilio o donde se desarrolle la actividad.

Las actividades de la vida diaria, también conocidas como áreas de ocupación, son todas aquellas tareas y rutinas típicas que una persona realiza diariamente y que le permiten vivir de forma autónoma e integrada en la sociedad. Si entendemos que la realización de ADVs integran a las personas en la sociedad, comprenderemos que éstas se vuelven necesarias para la identidad de las personas. Las principales actividades de la vida diaria que se trabajan en el entorno del niño, son aquellas relacionadas con la autonomía personal, adaptando esta intervención a la edad y habilidades del menor. Donde solemos encontrar más problemas en este tipo de actividades son en el aseo personal, vestido y alimentación.

Objetivos generales  de la intervención:

  • Fomentar la independencia funcional del menor
  • Analizar y graduar las actividades a las habilidades del menor
  • Adaptar el entorno familiar a través de productos de apoyo
  • Dotar de herramientas tanto a la familia como al menor para el aprendizaje de nuevas tareas
  • Incluir al menor en tareas cotidianas de la vida familiar
  • Entrenar habilidades motoras, cognitivas y sensoriales
  • Utilizar estrategias sensoriales para la modulación y regulación conductual
  • Generalizar el aprendizaje de nuevas estrategias a otro entornos
  • Analizar y entrenar el proceso de alimentación
Intervención en problemas de aprendizaje

📍 En el domicilio o centro educativo.

Habitualmente en el centro escolar encontramos problemas de aprendizaje que de entrada no se relacionan con ningún diagnóstico y que parecen no tener explicación aparente. Sin embargo, en muchos de estos casos hay una explicación más compleja detrás:

Cuando un niño expresa inquietud en el aula o falta de concentración, solemos encontrar diversos problemas de integración sensorial detrás, lo que provoca que su cerebro no sea capaz de integrar todos los estímulos que recibe a la vez (oído, vista, vestibular, propioceptivo….) y esto hace que no consiga centrarse en ninguno de ellos, no pudiendo literalmente seguir la clase o la tarea.

Otros problemas se ven comúnmente reflejados en las clases de matemáticas, ya que consisten en tener problemas para ordenar tanto la percepción de nuestro entorno como nuestras ideas y pensamientos, algo que incide de forma directa en la resolución de cálculos y problemas. Suelen ir de la mano con que sean niños “torpes” o con poca coordinación.

Todo esto puede repercutir en la propia autoestima del niño y en su socialización, ya que al no verse capacitado para ciertas actividades, puede tender a aislarse de sus semejantes.

Los problemas de escritura, son bastante habituales en algunos niños, los problemas que podemos encontrar en este campo son:

  • Fuerza en el trazo, débil o demasiado fuerte
  • Tamaño irregular en las letras
  • Dificultad en aprender o reproducir letras
  • Mala postura para la escritura

Objetivos generales del tratamiento:

  • Encontrar estrategias sensoriales específicas durante el tiempo escolar
  • Mejorar el rendimiento académico del niño
  • Coordinar el trabajo de profesionales para la mejoría del menor
Terapia psicoeducativa

📍 Online, en domicilio o en centro educativo.

Es muy común que al comenzar a trabajar con menores se aprecien cambios y evoluciones cuando está con la terapeuta; avances que no se dan cuando estamos en otros entornos de confianza, como es la casa familiar o el colegio. Esto sucede porque uno de los principales problemas es la generalización de las habilidades. Las personas no somos de una forma plana, somos según a quién tenemos delante y según actúan con nosotros, actuamos según si nos sentimos comprendidos, atacados, queridos o si entendemos que realizando ciertos actos conseguiremos más o menos. Y estas percepciones pueden ser más o menos acertadas. Por ello, si la terapeuta consigue resultados es de vital importancia que enseñe al entorno del niño qué métodos de acercamiento y qué habilidades ha puesto en práctica para llegar a estas conductas positivas. Es pues indispensable que se trabaje con la familia (papás, mamás, hermanos y hermanas, cuidadores…) para dotarla de habilidades que mantengan y amplíen estos avances. Por ello si la terapia lo requiere se trabaja en el domicilio familiar, para facilitar la adquisición de rutinas y pautas comunicativas que empodere tanto al menor como a su familia, incrementando la sensación de comprensión mutua. Ver más información sobre niños con autismo.

 

Objetivos generales:

  • Potenciar la mejora psicológica y física (ya que pueden existir de inicio agresiones y autolesiones) del menor y la familia
  • Potenciar la comprensión del problema y ofrecer soluciones efectivas
  • Dotar de habilidades para ayudar al menor y empoderar a los cuidadores
  • Potenciar la comunicación
  • Potenciar el desarrollo cognitivo del menor
  • Dotar de canales para una comunicación eficaz y asertiva
  • Establecer estrategias comunes para evitar “brechas de aprendizaje”
  • Facilitar la inclusión social del menor
  • Potenciar la estabilidad emocional en la dinámica familiar
  • Facilitar el autoconocimiento del menor (qué le gusta, qué no y cómo expresarlo correctamente)
  • Aumentar los niveles de tolerancia a la frustración
  • Incentivar la resolución de conflictos de forma autónoma
  • Potenciar la creatividad y la flexibilidad cognitiva
  • Potenciar funciones ejecutivas
  • Potenciar el desarrollo psicomotor
  • Potenciar la motivación intrínseca de aprendizaje
  • Ofrecer pautas para potenciar la autorregulación del menor
  • Ofrecer un apoyo profesional experto para posibles incidencias
Talleres de Habilidades sociales

📍 Online y presencial

Se trata de sesiones premeditadas y estructuradas con objetivos muy concretos, destinadas a menores que presentan problemas de socialización, ya sea por déficits cognitivos iniciales, por “vergüenza” o por falta de autoestima.

Son sesiones dirigidas a fomentar el empoderamiento de los peques para conseguir que se relacionen con iguales sin que nada se lo impida en el momento en el que lo quieran, así como relacionarse con adultos de forma oportuna en las situaciones requeridas. Se trabajan juegos cooperativos, habilidades asertivas, tolerancia a la frustración, aprender a perder y a ganar, técnicas de acercamiento o de inicio de conversación, normas sociales y de cortesía, a decir “no”, etc. En algunos casos es necesario adaptar los talleres a métodos aumentativos de comunicación, usando apoyos visuales, por lo que sí sería recomendable que los menores asistieran con un cuaderno para pegar los materiales entregados.

Los grupos son creados con menores con edades similares y pensados especialmente para crear vínculos entre ellos, por lo que suelen acabar convirtiéndose en sí en una fuente para hacer amigos y amigas. Ellos suelen venir con una actitud muy positiva y colaboradora gracias a la dinámica que se crea y los avances son notables, llegando a no necesitar estas sesiones porque sus habilidades sean exitosas.

Objetivos generales:

  • Potenciar las habilidades de relación de los menores
  • Ofrecer un lugar de relación con iguales seguro
  • Ofrecer pautas para la autonomía en la relación con iguales
  • Facilitar la comprensión de las relaciones sociales según el contexto y la cercanía (amigos, familia, colegio…)
  • Aumentar los niveles de tolarancia a la frustración
  • Potenciar una comunicación asertiva
  • Dotar de canales para una comunicación efectiva
  • Potenciar el juego con iguales y las ganas de relación
  • Dotar de habilidades para la prevención del bullying
  • Dotar de habilidades de resolución de conflictos
Talleres de empoderamiento a familias y profesionales

📍 Modalidad online y presencial

Sesiones presenciales y online estructuradas para dotar de habilidades en temas más específicos como pudiera ser trabajar la gestión de la agresividad, problemas de alimentación, comunicación asertiva, inclusión de otros familiares en la comprensión del problema… etc. A parte de los talleres previamente pensados, pueden ir surgiendo nuevos según las necesidades de nuestros usuarios y por supuesto están dirigidos a toda persona que necesite dotarse de esas habilidades concretas, ya sean profesionales o cuidadores.

Los objetivos generales serían:

  • Fomentar el conocimiento veraz acerca de problemas infantiles desvelando sin mitos
  • Dotar de habilidades para la gestión del problema específico
  • Empoderar al profesional o cuidador para hacer uso de sus conocimientos aprendidos
  • Actualizar la información pertinente basándonos en las intervenciones basadas en la evidencia
  • Resolver las dudas relacionadas con el día a día en el tema específico
  • Ofrecer un apoyo profesional especializado
Gestión de conflictos familiares

📍 Online y presencial

Desgraciadamente, los problemas infantiles en ocasiones van acompañados de papás o mamás agotados, algo que con cierta frecuencia puede acabar traduciéndose en separaciones o divorcios. Sabemos que de por sí es difícil y si a ello se le suma tener que explicar la situación a un menor, es aún más complicado. Por ello, damos la posibilidad de que nuestra psicóloga familiar experta en mediación y resolución de conflictos puede facilite los siguientes objetivos a la familia:

  • Facilitar la explicación al menor
  • Minimizar las posibles repercusiones emocionales futuras
  • Dotar de herramientas para la gestión emocional
  • Evitar la posible dependencia emocional
  • Empoderar al menor para que facilite a sus progenitores continuar con su nueva vida
  • Dotar a los progenitores de habilidades para demostrar afecto sin producir triangulaciones o depender emocionalmente del menor
  • Prevenir la alienación parental

Básicamente intentamos que la separación se produzca de la manera menos dolorosa posible para todos y que a la vez esto facilite el seguir con la vida sin que el menor se sienta sobreprotegido o desprotegido.

Recomendamos este servicio encarecidamente incluso en menores con TEA profundo en el que pensamos que el niño no le da importancia. Es una situación digna de ser abordada por todos los cambios que conlleva.

También se recomienda si se ha producido una separación hace tiempo y el menor comienza a mostrar conductas disruptivas, problemas de alimentación, descenso en calificaciones o cualquier problema que nos lleve a pensar que hay un malestar por la separación, aunque el niño no tenga ningún diagnóstico.

¿Quieres más información sobre algún servicio?